certificado-de-profesionalidad

Si alguien no ha oído hablar del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales, (CNCP) ya va siendo hora de ponerse al día con este nuevo reglamento de la Administración en su área de Empleo. Es, en definitiva, el volumen de registro actualmente más completo de todas las áreas profesionales en las cuales se exige o puede exigirse un certificado de profesionalidad para trabajar. El Gobierno ha homologado ciertos centros como http://www.cesi-iberia.com/ para que puedan impartir los contenidos de estos cursos según establece la Comunidad de Madrid.

Y es que dicho de otra manera, el nuevo mercado de trabajo está mutando y lo hace a pasos agigantados por mucho que ciertos sectores de la sociedad no se estén percatando del cambio. Es sobre todo en la población juvenil que se reincorpora a la masa productiva donde se impone por primera vez la capacitación y cualificación o para aquellos que desean certificar su experiencia laboral en un contexto laboral cada día más competitivo.

profesionales 1024x778 - Certificado de profesionalidad: a quien está dirigido

Pero esta titulación no está pensada precisamente para personas con otras titulaciones superiores, sino para jóvenes sin estudios, personas descolgadas del mundo laboral por desempleo o mayores de 50 años que buscan una salida laboral. Estas personas podrán acceder a la obtención de dicho título solicitándolo en su servicio estatal o autonómico de empleo, las cuales expedirán el certificado que acredite su experiencia laboral o aptitudes para trabajar en determinados trabajos previamente tipificados. La oferta de contenidos es muy extensa y los títulos más demandados son los que se obtienen con el curso recursos humanos y con el de formador de formadores, entre otros.

En la búsqueda de nuevos perfiles para adaptarse a las nuevas fórmulas del trabajo, un bien escaso por otra parte, el endurecimiento de los requisitos para ser un trabajador clasificado no se están haciendo esperar y para ello hay toda una serie de implementos que van etiquetando a los individuos por cualificación. Lo mismo de toda la vida pero con fórmula mucho más selectiva. Si el mercado laboral se estrecha, la mano de obra debe reducirse también.

Así pues, estar en posesión de un certificado de profesionalidad significa estar al día de los cambios laborales que van surgiendo en cuanto a una especialización concreta, para estar así a la altura de las necesidades de las empresas que buscan profesionales capacitados para el desempeño de multitud de funciones, que en la actualidad se requieren con mucha demanda.