aprender a invertir - Primeros pasos para aprender a invertir

En ocasiones asociamos el concepto de invertir con la necesidad de tener grandes sumas de dinero, o la catalogamos como una actividad propia de las elites y de personas que actualmente ya poseen estabilidad económica, sin embargo, esta idea es errónea, para aprender a invertir sólo basta tener claros algunos puntos, aquí te contamos cuáles son:

Ser disciplinado

La disciplina es una condición que se aprende con el tiempo y que, más allá de hacerte el camino fácil para poder invertir, es un hábito muy valorado en la vida diaria y en el ámbito laboral. En este sentido, por ejemplo, ser disciplinado para ahorrar es sólo el primer escalón de la estrategia.

Estar consciente del tiempo

Para invertir lo ideal es tener claro que las recompensas probablemente no serán inmediatas, darle tiempo a nuestro capital para que podamos llegar al punto de equilibrio y después obtener ganancias puede llegar a tomar más tiempo del que pensamos, aunque hay factores que no dependen de nosotros, si desde el principio tenemos claro este punto seguramente el proceso será mucho más fácil.

Tener un objetivo

Saber para qué ahorramos o para qué invertimos es clave, engancharnos a ese motivo puede servirnos como incentivo para hacer más ligero el camino a nuestra meta. Dependiendo de las necesidades elegiremos una opción para invertir, es decir; si el plan es pagar la universidad del menor de tus hijos, tienes un margen de tiempo considerable, lo que ayudará a que, como ya dijimos, tu capital madure y rinda frutos.

En realidad, no existe una cifra mínima para invertir, puedes buscar opciones de acuerdo a tus posibilidades y ver cuál de ellas te resulta más rentable. Si empiezas con estos tres pasos claves te será mucho más fácil decidirte, quitarte el miedo y unirte a todos los que han tenido resultados exitosos.