detectar-ventajas-competitivas-empresa

Cada vez existen más empresas en el mercado que ofrecen servicios y productos similares, por ello, es importante que dentro de tu compañía verifiques constantemente el nivel de competitividad para que puedas mantenerlo.

Para hacer esta verificación, debes tomar en cuenta los siguientes factores:

La columna vertebral para definir la competitividad de tu empresa radica, naturalmente, en la competencia que exista en el mercado. Si hay un gran número de empresas de tu misma rama tendrás que esforzarte más por destacar el valor agregado que otorgas a tus productos o servicios. Por otra parte, si existen poca rivalidad en la industria, tendrás una mayor ventaja competitiva.

El siguiente punto que debes tomar en cuenta es la capacidad de negociación con los clientes, este caso funciona de forma contraria al anterior, ya que, si existen pocos compradores, ellos tienen en sus manos la capacidad de definir el rumbo del mercado y las condiciones del negocio.

Al establecer nuevos tratos comerciales, debes estar seguro de que exista un número suficiente de compradores en el mercado para que puedas contar con diversas opciones en caso de perder un cliente.

Otro aspecto importante de negociación que debes tener en cuenta es el del trato con proveedores, la ventaja aquí está sujeta a qué tan dependiente sea tu compañía de ellos, por ello es recomendable contar con una gran variedad de distribuidores.

Sin embargo, para entablar una negociación que beneficie a ambas partes, puedes abordar aspectos como el proceso de pago a proveedores, los tiempos de distribución y el volumen de compra.

Además, si tu empresa lleva un largo tiempo tratando con el mismo distribuidor, esto también puedes utilizarlo como un punto a tu favor para obtener precios especiales o descuentos en productos.

Tener en cuenta estos factores te ayudará a hacer una evaluación dentro de tu empresa para poder determinar qué tan competitiva es y cuáles son las acciones que pueden implementar para aumentarla.