invertir negocio - ¿Por qué no es bueno iniciar un negocio con capital personal o prestado?

¿Por qué no es bueno iniciar un negocio con capital personal o prestado?

Al momento de tomar la decisión de iniciar un negocio, uno de los aspectos que más importa es reunir los fondos necesarios para todo lo que se requiere. Por ello, en ocasiones, los emprendedores deciden tomar fondos de su capital personal o pedir dinero prestado para empezar, sin embargo, es mejor recurrir a las tarjetas corporativas que pueden ayudarte a administrar este gasto o a las entidades bancarias que pueden apoyarte con un crédito para negocio.

Te compartimos algunas de las razones por las cuales deberías dejar de lado la idea de financiarte de esta manera.

  • En ocasiones estás ahorrando para construir una casa, irte de vacaciones, entre otras cosas, entonces decides invertir tus recursos en tu nuevo negocio. Por cuestiones ajenas, la empresa quiebra y pierdes todo tu dinero. En cambio, si adquiriste algún tipo de financiamiento, las entidades bancarias pueden asesorarte sobre el tipo de tarjeta necesaria para administrar los gastos de acuerdo con las necesidades y apostar por un crecimiento gradual.
  • Si pediste dinero prestado a algún familiar o amigo y las cosas no salen como lo planeaste, te puedes convertir en un deudor, y puede ser que esto te orille a tener problemas. Es mejor enfocarse en una fuente de crédito y realizar la revisión correspondiente de tasas de interés en caso de incurrir en pago tardío.
  • Puede ser que pienses que, para iniciar un negocio, el capital con el que cuentas no es suficiente, entonces buscas algún socio para que pueda complementar los fondos requeridos. Esto podría causarte algún conflicto en un futuro, ya que tu socio puede no estar completamente convencido del negocio, y pensar que invirtió su dinero sin considerarlo bien. Si cuentas con un financiamiento bancario, tu estarás a cargo de la idea y serás el encargado de mantenerla a flote para asegurar el futuro del negocio.

Por ello, es muy importante analizar cuál es el rumbo que deseas al momento de iniciar tu negocio, y considerar la mejor fuente para conseguir los recursos necesarios, ya sean tarjetas de negocio o préstamos bancarios.

Compartir