portabilidad nomina - ¿Cómo funciona la portabilidad de nómina?

La portabilidad de nómina es un procedimiento sencillo, rápido y sin costo al que tienes derecho pleno y sirve para transferir tu sueldo y prestaciones salariales de la empresa o dependencia donde laboras, siendo titular de la cuenta en la que depositan tu salario, a la entidad financiera que tú elijas.

En dicho proceso participan la parte ordenante o de origen, que es la cuenta que tramita en tu nombre la empresa para la que trabajas, en ésta recibes tus prestaciones laborales, tales como: salarios, pensiones o cualquier otro pago efectuado por tu patrón.

La cuenta receptora es la que tú abres en el banco de tu elección para que a ella se transfieran los recursos que sean depositados en tu cuenta de nómina de origen, tus prestaciones laborales.

Es importante a la hora de efectuar tu portabilidad de nómina que contemples verificar las posibles comisiones que operan por depósito, y pueden aplicar según el tipo de cuenta en la que se realizarán las operaciones bancarias (ahorro o de cheques), esto te ayudará a tener en el radar desembolsos adicionales como la comisión por manejo de cuenta.

Es muy sencillo realizar tu portabilidad de nómina, existen dos opciones para cambiarte:

De un banco a otro. Podrás solicitar a la institución que maneja tu cuenta de nómina que transfiera el monto recibido a la cuenta que ya tengas activa en otra institución bancaria, los pasos a seguir son:

  • Preséntate en el banco donde tu patrón te deposita tu salario y prestaciones laborales, es el origen de la cuenta donante. Ahí solicita un formato de solicitud de transferencia y complétalo con la información que te solicitan.
  • Solicita la transferencia presentando la siguiente documentación: contrato laboral, estado de cuenta, tarjeta de débito a tu nombre y tu identificación oficial (IFE/INE, licencia o pasaporte). Si aún no tienes una cuenta receptora a la que se transferirá tu sueldo, pregunta en el banco de tu elección sobre el proceso y documentación requeridos para abrir tu nueva cuenta.
  • Entrega tu solicitud debidamente llenada en el banco que hayas elegido. Una vez concluido el trámite, el servicio deberá comenzar a operar a más tardar en 10 días hábiles a partir del día siguiente en que entregaste tu solicitud.

También puedes solicitar tu portabilidad de nómina en la empresa en la que laboras: acude directamente al área de Administración y verifica si efectivamente puedes realizar el proceso; de ser así sólo bastará con que proporciones el número CLABE –Clave Bancaria Estandarizada- de 18 dígitos, de la cuenta que ya tengas en el banco de tu preferencia para que puedas recibir tu sueldo en ella.

Consideraciones: Antes de iniciar la transferencia de tu sueldo a otro banco, la cuenta ordenante tiene el derecho de retener las cantidades para las cuales previamente hayas autorizado la domiciliación y que correspondan al pago de créditos o servicios.

Cerciórate de no tener adeudos o pagos pendientes, con la finalidad de que no le sean aplicados cobros a la cuenta. En caso de no verificarlo probablemente el pago de la nómina llegue incompleto, ya que únicamente se depositará el dinero restante después de haber aplicado dichos cobros de domiciliación.

Tu portabilidad de nómina también es un proceso reversible, es decir que siempre podrás volver a recibir tu salario en la cuenta donde inicialmente percibías el pago. Puedes solicitar en cualquier momento la cancelación de la transferencia de recursos a la institución en que recibes tu nómina (cuenta ordenante). Ésta se hará efectiva al tercer día hábil de que la presentes y no existe ninguna restricción en el número de veces que decidas cambiar tu nómina de institución bancaria.

Para realizar este cambio no es necesario que des aviso a la empresa u organización, pues ésta continuará haciendo tus depósitos en la misma cuenta de forma regular, es el banco ordenante quien se encargará de realizar las transferencias automáticamente.

Es importante que evalúes y compares las opciones antes de realizar tu portabilidad de nómina, considera algunos temas de tu interés como la cercanía de cajeros y sucursales a tu domicilio o centro de trabajo, el costo de algunos servicios, etcétera.

Recuerda que nadie puede coaccionarte u obligarte a permanecer con determinado banco al momento de percibir tu salario, ejerce tu derecho de portabilidad de nómina cuando tú lo desees. Si percibes que te están obstaculizando este derecho, acude a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, CONDUSEF, y presenta una queja.